45 años de historia

La empresa nace a mediados de los años setenta de una idea de Teresiano Facchinetti que, después de varios años de experiencia como soldador especializado, decide experimentar el diseño y la realización de máquinas para el sector lácteo.

Gracias a la presencia en la misma zona geográfica de las primarias empresas productoras de Gorgonzola, Teresia inventa las primeras máquinas para la perforación y la salazón de este queso. A estas máquinas seguirá una larga lista de otras máquinas para la maduración, el corte y el envasado.

En los veinte años siguientes la Facchinetti Srl se convierte en líder en el sector de las máquinas para el gorgonzola, registrando también algunas patentes (ej. Estratificadora Automática gorgonzola/mascarpone).
A finales de los años 80, el sector Gorgonzola empieza a estar saturado y así la empresa amplía su radio de acción, desarrollando proyectos de nuevas máquinas adaptadas a muchos otros tipos de quesos frescos, curados y semi-curados.
La empresa comienza algún «tímido» acercamiento con algunos mercados exteriores (Suiza, Francia), pero sólo a finales de los años noventa decide una verdadera estrategia de internacionalización, gracias a la entrada en la empresa de Silvia, la única hija del señor Teresiano.
Amante de los viajes y de las culturas extranjeras, Silvia comienza a tejer una red de colaboraciones con operadores extranjeros, dando a conocer las máquinas Facchinetti en toda Europa, Rusia, Oriente Medio e incluso más allá del océano (Australia, EE.UU., Canadá, Brasil, Colombia,…).

A pesar de la prematura desaparición del señor Teresiano, en abril de 2020 la empresa prosigue su actividad con la dinámica y la pasión que siempre la han caracterizado en el mercado.